TRADUCE ESTA PÁGINA

miércoles, 28 de marzo de 2012

LA LUNA

Foto de Carlos Martin. AAP
La Luna, es nuestro satelite, el único que posee la Tierra.

¿Quien al mirar al cielo, sobre todo por las noches y ver la Luna no se ha quedado mirandola unos instantes? Es uno de los objetos mas interesantes para observar con telescopios, prismáticos o sencillamente a simple vista.

En ella se distinguen extensiones oscuras y claras. Las zonas oscuras y planas son los mares, (no son verdaderos mares de agua líquida) se trata de extensas cuencas hundidas.
Las zonas claras son los continentes, mas elevados y en parte repletos de numerosos cráteres de impacto, consecuencia de caídas de meteoritos. Presentan muchos tamaños, hasta un máximo de 300 km, incluso unos superpuestos en otros.

Algunos cráteres muestran un pico central, y pueden tener murallas que llegan a elevarse varios km sobre el fondo interior.
Foto de Carlos Martin. AAP
Otro accidente característico del paisaje lunar son las cordilleras, que aparecen concentradas en los márgenes de los mares; estos montes no surgen como en la Tierra, mediante procesos de plegamientos, ya que en la Luna no existe actividad geológica como la terrestre. Se trata de zonas periféricas de los mares elevadas durante su formación. Algunas de estas cordilleras llevan nombres como: Alpes, Apeninos o Cárpatos que nos recuerda a las cordilleras terrestres
Foto de la Agrupación Astronómica Palentina
La Luna no brilla por si misma, refleja parte de la luz que recibe del sol y dependiendo de la posición orbital, nos va mostrando zonas iluminadas y no iluminadas que observamos en forma de fases lunares.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada